Últimas Actualizaciones del Evento

OBITUARIO A MI PADRE

Posted on Actualizado enn

papa

Mi padre, el Sr. Leonardo Aguilar Majalca, a la edad de 20 años.

El hombre que me ha enseñado a ser honesto y trabajador, mi padre, ha tenido los diez o doce días más difíciles, los más cruentos, los más retadores; ha estado enfermo, muy enfermo; anoche fue la noche más larga de mi vida junto a él, cuidándole; cuidándole que no doblara el brazo para que el medicamento no dejara de  entrarle, cuidándole la mascarilla de oxígeno; no hicieron ni hacen falta palabras, él sabe  cuánto lo quiero, toda la noche le tome la mano, se la apreté; “estamos juntos en esto” mis dos hermanos, mi hermana, mi madre y yo “y todos vamos a salir de esto”.  Le he pedido a Dios que le ponga a mi padre en este momento en su camino, personas que lo ayuden y yo le he ofrecido que voy a volver a la “carga”; es su segunda noche en este hospital y todavía está en urgencias, aunque desde ayer le dieron pase inmediato al hospital, no han podido pasarlo por falta de camas, ¡está lleno!, he hablado con medio mundo, he usado todas las técnicas de negociación que conozco; espero que en las primeras horas de este domingo sea trasladado al hospital.  Le he ofrecido a Dios que retomare el camino de escribir poesía, para seguir despertando conciencias; con todo ese dinero que se roban los políticos, este hospital y muchos otros, tendrían más camas de hospital.

(escrito el 12 de febrero de 2017, a las 3:30 de la madrugada en el hospital general  del Seguro Social en Cd. Cuauhtémoc, Chih).


Domingo 12 de febrero 5:10 p.m., lo han pasado por la mañana al hospital, cerca de las 11:00 a.m. y cerca de las 4:00p.m.,nos han dado un primer diagnostico, por parte del especialista.

¡no te vayas!,

¡te lo suplico!,

tengo todavía,

cosas que aprender de ti,

¡no nos dejes!,

¡te queremos aquí!,

nos acostumbraste,

a que siempre,

te teníamos,

¡quédate!,

¡te lo suplico!,

¡no te vayas!,

¡aún no!,

hay muchas cosas,

por hacer aún,

¡darle comida,

a las gallinas!,

¡acuérdate!,

¡que necesitamos,

Ir al rancho,

a ver ¿qué pasa,

con la becerra?!,

¡no te vayas!,

¡no nos dejes!,

¡no me dejes!,

¡estate aquí!,

¡si tu quieres!,

¡partimos juntos!,

¡pero no tu primero!,

¡juntos!,

¡como dos grandes amigos!

¡los grandes amigos,

que fuimos!,

¡te necesito!,

aún tengo,

muchas cosas,

que aprender de ti,

¡no te vayas!,

¡te lo súplico!,

¡no me dejes!,

¡que en verdad,

te necesito!,

no sabes cuanto,

¡no te vayas!


Sábado 18 de febrero de 2017, 10:20 a.m.; día y hora de su muerte; más tarde, antes de medio día te escribo esto, un homenaje a tu vida, a tu enorme vida, gracias por el bello ejemplo.

Se nos fue un grande,

un ejemplo a seguir,

un erudito de la vida,

un filosofo del amor,

una estrella resplandeciente,

murió como mueren

los justos,

en paz,

sabiendo,

de que cumplió,

su misión,

en la vida,

¡darse a los demás!,

¡sin límites!,

¡sin reservas!,

a todo el mundo,

a nadie,

le dijo que no,

su callado,

siempre fue visto,

en todos lados,

todos lo querían,

todos lo respetaban,

fue grande,

es grande,

lleno de humildad,

benévolo,

incapaz de odiar,

amado por legiones,

¡grande!, ¡grande!,

¡grande!


Miércoles 22 de febrero de 2017, … empiezo a extrañarte tanto.

¡Como voy a extrañarte!

no sé si pueda superarte,

no lo sé,

haz sido tan importante,

en mi vida,

que ahora que no estás,

que me haces falta,

no sé si pueda,

acostumbrarme,

a estar sin ti,

sin tu presencia,

sin tu voz,

sin tu charla,

sin tu compañía,

_es triste para mi padre,

ya no verte,

al llegar a la casa,

es triste_,

ya no oírte hablar,

¿eres tu Manolo?,

-decías-,

cuando oías abrir la puerta,

de la calle,

como si ya me esperaras,

como si supieras que iba,

tu también me necesitabas,

así lo sentía,

recuerdo que me decías,

-porque haz  tardado,

tanto en venir-,

cuando habían pasado,

pocos días apenas,

te extraño,

en cada momento,

en cada paso,

no sé si pueda,

acostumbrarme,

a estar sin ti,

va a ser duro,

muy duro,

seguramente,

me sentiré muy solo,

no sé como,

le voy hacer,

no lo sé,

me haces tanta falta ya,

y acabas de partir,

acabas de dejar,

este mundo apenas,

va a ser duro,

acostumbrarme,

a no tenerte,

a no escuchar tu voz,

a saber,

que iré a casa

y no estarás ahí,

esperándome,

te voy a extrañar tanto,

me vas a hacer,

mucha falta,

que no se,

si pueda superarte,

que no se,

si pueda acostumbrarme

a no tenerte,

a no verte,

a no sentirte,

solo a sentir,

tu ausencia,

en todas aquellas partes,

que te sabía presente.


Nuestro padre:

LEONARDO AGUILAR MAJALCA

Descanse en paz.

Sábado 18 de febrero de 2017, 10:20 a.m.

Su esposa Evangelina y sus hijos Eva, Manuel, Leonardo Abelino, Alejandro.

 

Gracias por acompañarnos en estos momentos de tanto dolor.

.

“cocha pechocha”

Posted on Actualizado enn

niño vendedor

Hoy vi una cosa bonita de hermosa; un niño, cuatro, cinco años a lo más, instalado como un grande en su propio negocio, cobrando la mercancía que el mismo había vendido a una señora que tuvo la gentileza de acercarse a comprarle;  “no se paga alla”, -le dijo el niño- y es que sí, con un par de rejas, había instalado su propia tienda dentro de la tienda de sus padres, todos los que estabamos allí y entre ellos, me cuento yo, estabamos cautivados por la ternura de aquel niño, todos con la sonrisa a flor de labios y el niño seriamente en su papel de comerciante (como sus papas), cosa más bella, esta que tuve la oportunidad de prescenciar esta tarde, en la tienda a la que acudo normalmente a comprar.

 

“Los amorosos, Cartas a Chepita” de Jaime Sabines

Posted on

Inhalando líneas

Es difícil creer en el amor a distancia, hay muchas situaciones por las que crees que no funcionará, pero… ¿qué pasa si es tu verdadero amor?,  si es la persona que te acompañará toda la vida… El libro Cartas a Chepita, de Jaime Sabines, te hará confiar en tu relación pues con estas citas podrás creer en el amor de lejos…

cartas-a-chepita

Jaime Sabines (1926 – 1999), el reconocido poeta y escritor mexicano,  viajó en 1945 a la Ciudad de México para terminar sus estudios. Durante su estadía en la ciudad, mantuvo una relación con Josefa Rodríguez Zebadúa “Chepita”, a quien dedicó numerosas cartas, las que, en 2009, ella decidió compartir con el público amante del trabajo de Jaime Sabines. Chepita publicó la mensajería enviada durante los años que estuvieron lejos y en estas letras, Sabines se deja ver como el hombre enamorado… Cabe señalar que es en 1953 se casó con Chepita, con quien compartió…

Ver la entrada original 1.182 palabras más

Mi lugar en el mundo

Posted on Actualizado enn

Salí a buscar,

mi lugar en el mundo,

… no lo encontré,

construí uno para mi.

 

Los 3 mosqueteros 20 años después.

Posted on Actualizado enn

3 mosqueteros

De repente la vida se complica más allá de lo debido hasta el grado de enfermarse uno; pero la verdad, no es que se complique, la verdad es que nos la complicamos, intenten cambiarle el cause natural a un río y verán lo que pasa, se complica todo, no trato de ser sabio; ¡no!, ni mucho menos, simplemente esta hablando mi experiencia personal, una experiencia que en un primer momento siguió su instinto y ahora se esta viendo en la necesidad que aquello que advertía hace ya tantos años, ahora lo esta haciendo de una manera mas conceptual, mas cerebral, no como en aquellos ayeres de manera instintiva, siguiendo su corazón; solo que ahora si no hay salida, ya no trae caso rehuir aquello, porque aquello SOY YO me estaba rehuyendo a mi mismo; hoy tengo un encuentro conmigo mismo, mas consciente de la situación y aunque un poco abollado, tengo la confianza de reencontrarme a mi mismo y recuperar un poco del tiempo perdido, hubiera seguido mis instintos, créanme que si, pero también otros poderosos instintos hacían contrapeso a aquellos, el instinto paternal, creo que a estas alturas de mi vida las cosas se empiezan a balancear  para que nadie sufra, ni mis hijas, ni mi esposa, yo mismo e incluso mis padres; me hubiera encantado seguir aquel camino; pero hasta cierto punto hubiera sido irresponsable de mi parte  y aunque ha sido muy duro no seguirlo (la situación en ese momento no me lo permitió) incluso a nivel físico, creo en el fondo de mi corazón que enfrente la situación con aplomo y dignidad para atender tanto las necesidades de mis hijas asì como de mi esposa enferma, ahora mis hijas han crecido, mi esposa sigue igual de enferma; pero al menos me siento con la paz suficiente de sentarme a escribir – es mi manera de conectarme con mi espíritu – ( de sentirme bien(de sentirme Dios))espiritude sentarme a leer, a escuchar buena música, a conectarme de nuevo conmigo mismo, de salir de estos años tan duros, tan insensibles, sigo adelante, DE PIE, sigo adelante y con la fe que las cosas van a estar bien.

Crisis de los “40´s”

Posted on Actualizado enn

Hay momentos en la vida, momentos difíciles, duros, amargos… terribles, momentos que no quisieras pasar o estar pasando, que de una u otra forma desde tu interior, los rechazas, no los aceptas; que te hieren, que te lastiman… que te retan; en ocasiones esos momentos se convierten en crisis; crisis serías, complejas, que en ocasiones te abaten, que te roban las fuerzas, que te sumergen en sombras, sombras de las que crees difícil salir, hasta que un día, un buen día, no es que todo cambie, no, no cambian las cosas de la noche a la mañana, ¡no!, por supuesto que no, durante esos días terribles, tu no perdiste la confianza en ti mismo, la fe en Dios, luchaste denodadamente y aunque en el trayecto pocos te acompañaron y fueron muchos los que te abandonaron, en tu interior tu sabias que sendero seguir y lo seguiste valientemente, a pesar de las dudas, de los temores, pasaron tal vez cinco, seis, siete, ocho meses, incluso tal vez un año, en una situación precoz, inestable, dura; pero no quitaste el dedo del renglón, te obsesionaste, ya no aceptaste más lo vivido, y decidiste cambiar las cosas, y sigues cambiando las cosas, todo aquello que te oprime, que te roba tu propia felicidad, son momentos muy difíciles; pero a pesar de todo el dolor que puedan traer las transformaciones, no puedes eludirlas, no puedes tolerar lo que no se debe tolerar; a pesar de que nadie crea en ti, que la mayoría te de la espalda, incluso tus propios hermanos, tienes el derecho y tienes la obligación a la felicidad, una felicidad completa, no a medias; encuentra senderos, encuentra personas que te den ese aliento, esa palabra, y sobre todo, haz oración, ora porque el Señor no te abandone en estos momento; todo pasa, todo, y aquello que parecía impensable lograr, poco a poco va tomando forma; pero ahora si una forma que tu mismo diseñaste desde el fondo del corazón, una forma que nadie te puede robar, adelante, ¡animo!, se feliz, te lo mereces, lucha por lo que quieres, lucha por lo que amas, lucha por ti, por tus ideales, por tus sueños, por aquello que te hace vibrar, que te hace VOLAR, te puedo decir, ¡si se puede!.  Una mención especial en este post, a la visita del Papa Francisco a nuestras tierras, bienvenido a estas tierras, hombre valiente, honesto, luz que nos alumbra el sendero, faro que nos alumbra el camino, acompañante incondicional.

Bienvenido

Sinceramente

Manuel

francisco

Depresión

Posted on Actualizado enn

depresion

A veces,

quisiera olvidarme de todo,

incluso de que existo…